Venciendo el estrés con la Sabiduría de la antigua India.

Articles by Satyanarayana DasaComments Off on Venciendo el estrés con la Sabiduría de la antigua India.

Por Satyanarayana Dasa: Con la evolución de la civilización y el avance de la tecnología, la vida se ha vuelto más impredecible y propensa al estrés. La crisis económica actual es una de las mayores causas de preocupación para las personas, incluso en los países más avanzados. La Organización Mundial de la Salud predice que el estrés será la principal causa de muerte en el mundo para el año 2020.

 Por Satyanarayana Dasa

Con la evolución de la civilización y el avance de la tecnología, la vida se ha vuelto más impredecible y propensa al estrés. La crisis económica actual es una de las mayores causas de preocupación para las personas, incluso en los países más avanzados. La Organización Mundial de la Salud predice que el estrés será la principal causa de muerte en el mundo para el año 2020. Esta predicción en sí misma es motivo suficiente para estar angustiado.

Por lo tanto, es hora de volver nuestra mirada a la antigua sabiduría de la india para aprender a liberarnos del estrés y llevar una vida feliz. Pero antes de pasar a hablar de una solución funcional para el estrés, analicémosla desde un nivel fundamental.

Analizando el Estrés

La mente es la fuente principal de los deseos y las emociones, parece que no puede sobrevivir sin ellos. Los deseos aparecen en la mente incesantemente, tal como las olas en el océano. Incluso mientras soñamos, tenemos deseos. Cuando se cumple un deseo, sentimos una sensación de satisfacción, al menos temporalmente y luego, prontamente empezamos a soñar de nuevo, esta vez con un nuevo deseo.

El estrés puede comenzar cuando prevemos una probabilidad de fracaso. Un sentimiento de inquietud se desarrolla en la mente y los sentimientos de pavor que nos paralizan ante el futuro aparecen, con o sin una causa específica, perturbando nuestra mente. Ella, se estresa porque percibe algunos obstáculos fuertes en el logro de sus metas. Aunque el estrés se origina en la mente, se extiende su influencia por todo el cuerpo. Los estudios clínicos han demostrado que el estrés es la causa principal de más enfermedades de las que se pensaba anteriormente.

Cuando una persona percibe el peligro, una reacción de señales en cadena dentro del cuerpo libera hormonas, como epinefrina (adrenalina), norepinefrina y cortisol de las glándulas suprarrenales. Esto le permite a la persona luchar o huir. En consecuencia, aumenta la frecuencia cardíaca, aumenta la respiración y hace que los niveles de glucosa en sangre se disparen. Como estas respuestas consumen mucha energía, el cortisol ordena que otros procesos físicos, como la digestión, la reproducción, el crecimiento físico y algunos aspectos del sistema inmunológico, se desaceleren o se apaguen.

Una vez que pasa la amenaza, el termostato de estrés  en el cuerpo se ajusta en consecuencia. Los niveles de cortisol vuelven a la normalidad y el cuerpo reanuda sus funciones habituales. El problema ocurre cuando el estrés no se libera o la mente aún percibe una amenaza, incluso cuando realmente no existe. Esto provoca una exposición prolongada al cortisol, que inhibe el crecimiento de nuevas neuronas y puede provocar un mayor crecimiento de la amígdala, la parte del cerebro que controla el miedo y otras respuestas emocionales.

El hipocampo, un área que ayuda a formar nuevos recuerdos, también se ve afectada. Es más probable que las personas olviden incluso cosas familiares, como el nombre de un pariente, cuando están estresadas. Además de esto, el estrés conduce a la depresión, trastorno de estrés postraumático (TEPT), enfermedades cardíacas, problemas intestinales, enfermedades de las encías, disfunción eréctil, diabetes prematura en la edad adulta, problemas de crecimiento e incluso cáncer.

Elige una Solución.

Todo lo anterior nos da una fuerte razón para cortar con el estrés de raíz. La base de la antigua sabiduría de la India en la forma de Vedas, Upaniṣads, Vedāṅgas, Purāṇas así como el Bhagavad Gītā, se ocupa de los problemas humanos fundamentales y tiene soluciones para casi todos los problemas posibles que enfrentamos en esta era moderna. A través de estas fuentes, podemos encontrar una respuesta empírica al estrés.

El Señor Śrī Kṛṣṇa nos da una fórmula de oro para combatir el estrés. Él dice, tasmād aparihārye’rthe na tvaṁ śocitum arhasi – “No te preocupes por las cosas que son inevitables”. (GĪTA 2.27) La mayoría de las veces el estrés es solo el resultado de nuestra propia estupidez y por lo tanto, la solución también radica en el uso adecuado de nuestra facultad de discriminación.

A menudo empezamos a preocuparnos cuando anticipamos resultados negativos, como reprobar un examen final o no lograr las calificaciones deseadas. Pero tal preocupación es inútil, no sirve para nada. Más bien, nos daña y puede conducir al autocumplimiento de una profecía.

Deberíamos en su lugar, hacer una pausa por un momento y preguntarnos: “¿Es la preocupación realmente una ayuda para lograr nuestro objetivo o trascender los obstáculos reales o imaginarios?” En general, la respuesta es un rotundo “no”. Entonces, ¿por qué preocuparse y estar estresados? El consejo de Śrī Kṛṣṇa es mantener el equilibrio frente a las adversidades que todos están destinados a experimentar.

La Historia de un Exitoso pero muy Triste Hombre.

Hoy en día, la supervivencia parece ser la mayor preocupación y esta depende de la estabilidad económica de uno. Es como si todo el mundo tuviera que competir en una carrera de ratas. Déjame ilustrarlo con una historia:

Una vez hubo un hombre muy exitoso que había acumulado riquezas y fama después de una larga vida de lucha. Pasó la mayor parte de su vida activa, persiguiendo su carrera y escalando la escalera profesional. A medida que envejecía, se dio cuenta, con gran pesar, de que su supuesto éxito estaba vacío. Además, era obeso, tenía una enfermedad cardíaca y estaba constantemente fatigado. Estaba separado de su esposa, alejado de sus hijos y había descuidado a sus padres. Estaba frustrado, deprimido y constantemente estresado. Su éxito le había costado su salud, sus relaciones familiares y su tranquilidad. Era un hombre muy triste. Se preguntó si había sido prudente perseguir la riqueza como lo había hecho. ¿Valió la pena? 

La moraleja es que: al anhelar ciegamente la riqueza mundana y amasar una gran fortuna, uno puede sentirse victorioso en esta carrera de ratas, pero se convierte en un perdedor en todos los demás frentes. Incluso, si uno gana, ¡sigue siendo una rata!

Una Vida Balanceada.

No es necesariamente incorrecto luchar por una vida económica estable, pero debemos llevar una vida equilibrada; debemos mantener el equilibrio entre correr tras la riqueza material y buscar metas espirituales.

No debemos dedicar todo nuestro tiempo a ganar dinero; también debemos cuidar nuestra salud, las relaciones familiares y la paz mental. Después de todo, queremos dinero para poder vivir una vida feliz, saludable y pacífica. Ganar dinero no debería destruir estos mismos objetivos. Porque, en última instancia, es la vida la que no tiene precio. Y tomarlo a la ligera es imprudente.

En los EE. UU., la compensación por una lesión de rodilla puede ser de hasta $200,000. ¡Imagínese cuál es el valor de, digamos, un cerebro dañado, un ojo lesionado, un matrimonio roto o una crisis mental!

Deberíamos hacer un balance de todo esto, junto con nuestros objetivos económicos, y ver si están equilibrados o si estamos endeudados.

El Señor Kṛṣṇa nos aconseja llevar una vida moderada y, según el, siddhyasiddhyoḥ samo bhūtvā samatvaṁ yoga ucyate: “El yoga no es más que una vida equilibrada frente a todos los éxitos y adversidades”. (GĪTA 2.48) Su consejo es tan relevante hoy como lo fue cuando lo dio hace 5200 años. Tenemos que aprender a manejar el estrés. No podemos curarlo tomando una pastilla. Una de las formas más fáciles de aliviar el estrés es la meditación. Es un hecho clínicamente probado.

Sacando el Estrés de Raíz.

Para meditar no es necesario visitar las montañas; puedes hacerlo incluso entre tus tareas diarias. Incluso las actividades meditativas simples, como cerrar los ojos, respirar profundamente y observar la respiración que entra y sale por las fosas nasales, puede hacer maravillas y brindarte alivio. Puedes practicarlo todos los días o cuando lo necesites. Una de las mejores formas de aprender estas técnicas simples es conocer el régimen de estilo de vida ayurvédico. El Dr. Partap Chauhan ha propuesto Jivananda, como un plan excelente para los trabajadores. Haga clic aquí para obtener más información al respecto.

La siguiente forma importante es involucrarnos en algunas actividades espirituales o hacer sevā (servicio desinteresado). Hacer el bien a los demás y no querer nada a cambio da una sensación de alegría y alivio mental que se puede experimentar mejor que describirlo. Pruébalos y elimina el estrés para siempre.

Notify me of new articles

Comments are closed.

  • Satyanarayana Dasa

    Satyanarayana Dasa
  • Bhakti Bits Diarios

    The authority of the Guru is coming from sastra only. Guru and sastra are not independent. They go together. Guru is the embodiment of sastra. You will not know sastra because you are going to study it with your samskaras. You need a Guru who has risen above that conditioning and who can give you the light of the sastra.

    — Babaji Satyanarayana Dasa
  • Videos con Babaji

  • Pagos

  • Suscríbete

  • Buscador de Archivos

  • Buscador Cronológico

© 2017 JIVA.ORG. All rights reserved.