Adhikāra- Cualificación para entender las escrituras

Articles by Satyanarayana DasaComments Off on Adhikāra- Cualificación para entender las escrituras

 Por Satyanarayana Das: Todos en este mundo tienen las calificaciones para realizar deberes o actividades específicas y al hacerlo, obtienen satisfacción, felicidad y éxito. Si una persona intenta realizar deberes o actividades para las que no está calificado, entonces, con toda seguridad, se producirá para ella insatisfacción, frustración y miseria, para sí mismo y posiblemente para los demás. Por lo tanto, uno de los principios básicos que se enseña en el Bhagavad Gītā es trabajar de acuerdo con las calificaciones de uno. Kṛṣṇa mismo dice: para-dharmo bhayāvahaḥ: realizar el deber para el que uno no está calificado es peligroso.

Por Satyanarayana Das:

Todos en este mundo tienen las calificaciones para realizar deberes o actividades específicas y al hacerlo, obtienen satisfacción, felicidad y éxito. Si una persona intenta realizar deberes o actividades para las que no está calificado, entonces, con toda seguridad, se producirá para ella insatisfacción, frustración y miseria, para sí mismo y posiblemente para los demás. Por lo tanto, uno de los principios básicos que se enseña en el Bhagavad Gītā es trabajar de acuerdo con las calificaciones de uno. Kṛṣṇa mismo dice: para-dharmo bhayāvahaḥ: realizar el deber para el que uno no está calificado es peligroso.

Existe una historia para ilustrar este punto:

Un lavandero tuvo una vez un burro y un perro. El lavandero cuidó bien del burro porque llevaba mucha ropa desde y hacia el río, donde el lavandero la lavaba. El lavandero no encontró al perro muy útil, por lo que no lo alimentó adecuadamente. El perro estaba entonces hambriento y demacrado.

Una noche, mientras el lavandero dormía profundamente, un ladrón entró en su casa. El perro y el burro vieron al ladrón. El perro no ladró, aunque eso se esperaba de él. Al ver esto, el burro fiel lo amonestó por no cumplir con su deber. El perro respondió con desprecio que el amo no se preocupaba por él y por lo tanto, tampoco se preocupaba él por el amo. Al escuchar esto, el burro se enfureció y decidió despertar al amo rebuznando fuerte. El lavandero se despertó confundido: ¿por qué rebuznaba el burro?… Pensó que tal vez había tratado demasiado bien al burro y lo había malcriado hasta el punto en el que se había convertido en un revoltoso.

Para darle una lección, el lavandero se levantó de la cama y golpeó al burro con un palo mientras lo insultaba verbalmente. Luego el lavandero volvió a la cama. Mientras tanto, el ladrón se escabulló.

El perro, que había estado observando lo que sucedía, le preguntó al burro: “¿Cómo te sientes, querido amigo? Recibiste una generosa recompensa por tu servicio “. Obviamente, el burro se dio cuenta de su error.

Cada uno es Único.

Dado que diferentes personas, tienen diferentes cualificaciones, las escrituras védicas instruyen de acuerdo con las cualificaciones de cada uno. No todo es aplicable a todos. Esta característica única de las escrituras védicas a menudo se pasa por alto. Hay reglas separadas para estudiantes, personas casadas, renunciantes, chicas solteras, viudas, padres, maestros, gobernantes, etc. En otras palabras, los deberes difieren según la naturaleza y el estatus de una persona.

De manera similar, debido a que diferentes personas tienen diferentes cualificaciones, en la India hay una gran variedad de escrituras, deidades, escuelas de filosofía y prácticas espirituales para cada uno. Todos tienen que empezar desde el nivel en el que están situados.

Para protegerse del peligro de que una persona no calificada reciba conocimiento, el conocimiento nunca se puso por escrito en la cultura Védica, fue transferido solo a través de la tradición oral. Por eso a los Vedas se les llama śruti: Lo que debe ser escuchado de un maestro. Escribir libros sobre hojas, se puso de moda mucho más tarde. El autor de un libro, que generalmente era un maestro, no compartía su contenido con una persona no calificada. Se hacía que los estudiantes hicieran un voto de no transferir el conocimiento a candidatos no merecedores de él.

Aquí hay otros tres ejemplos de situaciones en las que no todos pueden ser tratados por igual. La mayoría de las universidades requieren que los estudiantes tomen un examen de ingreso. La universidad entonces, admite solo a los estudiantes calificados. Un estudiante sigue un plan de estudios que está destinado a presentar la información en el orden que corresponde a la progresión del estudiante. El estudiante no toma una clase de física que requiera matemáticas que aún no se hayan enseñado, ni el estudiante toma un curso avanzado de física antes de tomar un curso de introducción a la física. En cada curso, el profesor expone según el nivel de su audiencia.

Un libro de medicina puede describir varios tipos de remedios, pero no son aplicables a todas las personas. El médico debe diagnosticar la enfermedad y luego identificar un medicamento correspondiente para tratarla. Para una sola enfermedad, puede haber muchos medicamentos disponibles, pero no todos los medicamentos son adecuados para todos los pacientes. Por ejemplo, en Ayurveda, la medicina no solo se prescribe de acuerdo con la enfermedad, sino también después de que se ha prestado la debida atención al tipo de cuerpo, carácter, edad, inmunidad, género, etc. del paciente.

Para dar otro ejemplo, en el Bhāgavata Purāṇa hay muchas instrucciones destinadas a los renunciantes. Pero si un cabeza de familia intenta aplicarlos a su propia vida, se sentiría desdichado. De manera similar, existen instrucciones separadas para los diferentes caminos del yoga, karma, jñāna y bhakti. Uno debe discriminar correcta y cuidadosamente entre ellos.

El Establecimiento de la cualificación.

En la literatura sánscrita, es común que el autor enuncie cuatro cosas en los versículos iniciales, tal como se enseña en el siguiente versículo:

adhikārī ca sambandho viṣayaś ca prayojanam 

avaśyam eva vaktavyaṁ śāstrādau tu catuṣṭayam

(Śloka-varttika 1.1.17)

” Se le debe explicar desde el principio a la persona, si está calificada para leer el libro, el tema del libro, la relación del libro con el tema y el propósito del libro”.

La intención es informar al lector potencial si el libro le interesa (anubandha-catuṣṭaya). En los libros de hoy, algunas de estas cosas se explican en una introducción, prefacio o prólogo. De estos cuatro, el adhikārī, o la cualificación de la persona, es el más importante. Uno de los requisitos básicos para leer las escrituras es que la persona debe estar interesada en lograr el propósito o la meta específicos que se describen en ellas. Si la persona no tiene esta calificación, entonces no está calificada para leer el libro y le resultaría casi imposible comprender su significado real.

Hoy en día, cualquiera puede adquirir cualquier libro en versión impresa o por medios electrónicos. También se pueden estudiar las Escrituras en universidades donde no se prueba la cualificación requerida. La peculiaridad con las escrituras sagradas, es que si la persona que las estudia no tiene la cualificación necesaria, no comprenderá su esencia. La cualificación que uno posee, es como una herramienta para desentrañar el misterio escondido en su interior.

Pueden surgir malinterpretaciones.

Desafortunadamente, algunas personas que no están calificadas para leer las Escrituras, no solo las estudian, sino que también las critican. Estos críticos, a su vez, son considerados autoridades por otros. Esta práctica ha creado mucha negatividad sobre las escrituras, filosofías y prácticas espirituales de la India. A menudo se escuchan comentarios como “el hinduismo es una gran mezcolanza, es un gran lío, es la religión de un millón de dioses “. Pero esto no puede estar más lejos de la verdad. Otra cosa a considerar, es que en un libro de filosofía, todo lo que está escrito allí, puede no ser la conclusión o siddhānta, destinado a ser establecido por el autor. También está el pūrva-pakṣa, o el principio a refutar, el cual puede que no se identifique explícitamente. Las personas no calificadas o de discriminación inmadura, que estudian esos libros sin la debida guía, pueden confundir el pūrva-pakṣa con el siddhānta. Han surgido muchos conceptos erróneos debido a la mala interpretación de las Escrituras.

Para evitar tales conceptos erróneos, a menudo se da una advertencia en contra de la lectura de las Escrituras por personas no cualificadas. Por ejemplo, el Señor Kṛṣṇa prohíbe enfáticamente que los no devotos lean el Bhagavad Gītā:

idaṁ te nātapaskāya nābhaktāya kadācana

na cāśuśrūṣave vācyaṁ na ca māṁ yo ’bhyasūyati

(Gītā 18.67)

“Este conocimiento, no se le debe exponer a una persona que carece de control de sus sentidos, a una persona sin devoción, a una persona que no está dispuesta a escuchar o a alguien que me envidia, pensando que soy material.”

La advertencia, es tanto para el estudiante como para el maestro. Si el maestro intenta enseñar a un alumno no cualificado, será entonces un esfuerzo inútil.

Como se a dicho:

nādravye nihitā kācit kriyā phalavatī bhavet |

na vyāpāra-śatenāpi śukavat pāṭhyate bakaḥ 

(Hitopadeśa 1.42)

“Así como con cientos de intentos uno no puede enseñarle a una grulla a hablar como un loro, una persona no cualificada nunca puede ser entrenada”.

La cualificación puede cambiar 

Mi humilde consejo y solicitud para cualquier persona interesada en estudiar cualquier escritura india es primero ver si uno tiene las cualificaciones necesarias. Sin embargo, uno no debe sentirse desanimado o abatido, si aún no está capacitado, pero debe entenderse la importancia de la cualificación. Los seres humanos tienen una habilidad especial para cambiarse a sí mismos. La cualificación de uno no es rígida y puede adquirirse o mejorarse.



Notify me of new articles

Comments are closed.

  • Satyanarayana Dasa

    Satyanarayana Dasa
  • Bhakti Bits Diarios

    Anxiety is not the result of past karma but of our foolishness. Foolishness can be counteracted by satsanga, but not past karma. Karma will give its result in some form or another.

    — Babaji Satyanarayana Dasa
  • Videos con Babaji

  • Pagos

  • Suscríbete

  • Buscador de Archivos

  • Buscador Cronológico

© 2017 JIVA.ORG. All rights reserved.